Un mismo personaje, Adriana, con distintas caracterizaciones, deambula por distintos lugares del mundo donde siempre hay una lámpara de Metalarte (a la Inout le tocó el bar Chipén de Barcelona). Una muestra de que la publicidad de producto no tiene por qué ser ni fría ni sosa. Nienke Klunder le dio el punto chic con sus inquietantes retratos. La gráfica es de Pablo Martín.

Una muestra de que la publicidad de producto no tiene por qué ser ni fría ni sosa. Nienke Klunder le dio el punto chic con sus inquietantes retratos. La gráfica es de Pablo Martín.

Trabajos relacionados

Campaña Visitez

Metalarte, 2017

Una campaña corporativa que tiene un triple objetivo, presentar las novedades de Metalarte, relanzar los diseños más icónicos de la marca y promocionar su nuevo website.

All you need is advertising

Metalarte, 2008

Campaña para Metalarte con fotografías de Ibai Acevedo. La gráfica es de Pablo Martín.