“Queremos hacer una campaña de comunicación, pero no tenemos presupuesto”. En ocasiones nos encontramos en situaciones como esta, que no hay que rehuir porque son muy convenientes de vez en cuando. Demuestran que trabajar con lo mínimo, o con casi nada, también puede dar buenos resultados. La idea sobre la que se ha desarrollado Citytest es sencilla: surge del hecho de que los bancos, los juegos infantiles o la iluminación que hay en las calles de nuestras ciudades no los eligen sus habitantes, que son los usuarios y quienes finalmente los disfrutan. O los sufren. Su elección depende del criterio de quien los prescribe. Sabemos que no es una tarea fácil y para garantizarles que han hecho una buena elección, antes de lanzar un nuevo diseño al mercado, BENITO lo saca a la calle para ponerlo a prueba y pedir opinión. En una empresa cuya filosofía se basa en el diseño democrático, basta con ilustrarlo para convertirlo en la campaña que mejor la representa. Para llevarla a cabo solo necesitábamos la furgoneta de transporte de la empresa, un empleado con dotes de simpatía y el fotógrafo que tiene en plantilla. La acción se fue repitiendo en calles, plazas y parques de diferentes localidades.

Campaña de comunicación.

Trabajos relacionados

Citizen

BENITO, 2016/2018

Eugeni Quitllet para BENITO Urban.