Una pantalla puede ser también un lienzo para un artista. Es un recurso que ya hemos utilizado en alguna de las piezas del catálogo de Metalarte (la Alta Costura by Cristian Zuzunaga) y que habíamos visto en otras ocasiones. Suelen ser impresiones o estampados con diferentes técnicas. La pantalla de Pamela también se puede convertir en una obra de arte, que en este caso es única, porque solo existe un original; y diferente, porque se ha realizado con papel, destreza y una paciencia infinita. La que tiene Raya Sader Bujana. La idea de hacer este proyecto nace de los glamurosos tocados que lucen las señoras en una famosa carrera de caballos. Tres lámparas con tres acabados –Brass, White y Black Chrome– que se prestan a interpretaciones glamurosas, homenajes arquitectónicos y chorros de ironía. Las fotografías las ha realizado Leo García Méndez.

No conozco a Aditya Novali ni el trabajo de este artista de Indonesia, pero me llena de orgullo formar parte de una de sus obras.