Isidro Ferrer estaba trabajando para Camper con la nueva imagen de Kids y aprovechando su experiencia en el arte dramático le propuse crear una obra de teatro para niños inspirada en los zapatos. Diseñar una escenografía que tenía que caber en una maleta y escribir un libreto que pudieran representar dos actores en cualquier lugar del mundo.

La idea era producir una serie de esas maletas y enviarlas a diversas ciudades para que actores locales pudieran trabajar con este espectáculo portátil. Al mismo tiempo, como hacían aquellos clones del grupo de electro-pop Loco Mía que actuaban simultáneamente en diferentes lugares. Nuestro proyecto teatral se tituló “Dos pies, un paso”. Diseñado por Isidro Ferrer, escrito por Carlos Grassa Toro y puesto en escena por la compañía El Teatre de l’home dibuixat. A mitad del trabajo, cuando el guión estaba prácticamente acabado, tuvimos que pararlo por circunstancias personales de Isidro. No se si lo podrá retomar algún día, pero lo dejo aquí anotado para que no se nos olvide.

Una obra de teatro para niños inspirada en los zapatos.