ArtQuitect cumplía diez años y organizaba otra exposición en su showroom de Barcelona con motivo de la Primavera del Disseny, en la edición de 2001. Se titulaba “El baño natural” y en ella se presentaban, entre otras cosas, muebles, duchas, bañeras y lavabos fabricados con Duralmond, un material heredero del Maderón que se obtiene de la cáscara de las almendras. Los que ya formaban parte del catálogo de Rapsel y prototipos como AQ8 que yo había diseñado.

El diseño del montaje, realizado por José Luís López Ibáñez, estaba presidido por esta frase: “Nuevas materias hacen posibles nuevos conceptos. La cultura del baño forma parte del nosotros y el espacio contemporáneo propone diversidad. Por ello, experimentar se hace necesario. La búsqueda en la mejora de los usos y sus sensaciones, en esa necesaria actividad entre el entorno y nuestra vida.”

Gracias a la moldeabilidad del Duralmond y a su capacidad para variar la densidad en un mismo volumen, pudimos desarrollar en España la bañera Lavasca que había diseñado Matteo Thun para la empresa italiana Rapsel. Además de ser bella y ergonómica, pesa tan solo 65 kilos.

La bañera y la ducha Pluvia diseñadas por Matteo Thun, además del lavabo Ninfo que yo también diseñé para Rapsel, junto con el armario Ermes de Giovanna Talocci para Nito, se habían presentado previamente en la ISH Fair de Frankfurt y poco después en la Feria del Mueble de Milán de ese mismo año. Su estreno en Barcelona coincidió también con la celebración del certamen Construmat. Fue un capítulo más de la aportación de ArtQuitect a esa cultura de baño por la que estaba apostando desde el origen y la originalidad.

Lavabos y bañeras fabricados con Duralmond.

Trabajos relacionados

Lavabos AQ8

ArtQuitect Edition, 2001

Fabricados con Duralmond.

Ninfo

Rapsel, 2000

Lavamanos fabricado con cáscaras de almendras.

Maderón

Maderón, 1993

Un nuevo material que se obtiene de una simple cáscara de almendra y abre un infinito universo de aplicaciones en la fabricación de productos.