El encargo de hacer la gráfica de la exposición Less is More, comisariada en su conjunto por Vittorio E. Savi y Josep Maria Montaner, derivó en una singular y práctica escultura pública ubicada junto a la catedral de Barcelona, frente al edificio del COAC. Tenía que ser efímera, como la propia exposición, pero su éxito entre el público, desde el mismo momento en que comenzamos a instalarla, hizo que la trascendiera. Si esperarlo, se quedó más tiempo en el lugar y pasó a formar parte de las esculturas de la ciudad.

La exposición “Less is More” fue una oportunidad excepcional de trabajo para crear todo un mundo. Un amplio equipo de arquitectos trabajamos durante meses preparando una pequeña exposición para una gran ocasión: el Congreso de la UIA en Barcelona en 1996. El tema fue propuesto por el coordinador general Ignasi de Solà-Morales. Se preparó la exposición sobre el minimalismo en un sentido amplio y un catálogo con contribuciones de especialistas internacionales que se ha convertido en una referencia para el mundo del arte y la arquitectura. Pero la exposición no sólo conllevó un catálogo sino también un ciclo de conferencias de asistencia masiva y toda una serie de gadgets: camisetas, pins, papel de carta, adhesivos, carteles, planos guía del minimalismo por Barcelona, etc.

Uno de los aciertos más importantes fue pensar que la exposición debía tener una trascripción en el espacio público. Después de tantear diversas propuestas se optó por aportar a la ciudadanía unos elementos de mobiliario urbano provisional minimalista, unas sillas para descansar. Ramón Úbeda, diseñador de toda la imagen y los objetos de la exposición, elaboró el proyecto final para convertir la elegida silla Zig-Zag de Rietveld en una treintena de sillas que se distribuyeron por los espacios públicos de Ciutat Vella. En especial la serie colocada frente al Colegio de Arquitectos, mirando hacia el mural de Picasso y con una peana, también de chapa, se convirtió en emblema de la exposición, creando imágenes de una estimulante y amable ciudad efímera. / JOSEP MARIA MONTANER

Una singular y práctica escultura pública.