Promovido desde Andreu World, en la sede del COAM, dentro del marco del Madrid Design Festival 2020, organizamos un encuentro inédito entre empresas españolas que promueven concursos y premios internacionales para apoyar el talento emergente en diferentes ámbitos de la creación como el diseño, el interiorismo, la arquitectura y la artesanía artística. Un coloquio moderado por el periodista José María Faerna en el que participaron Isabel Martínez-Cosentino (responsable de Cosentino), Alberto Merlo (Director General de la Fundación Loewe), Xavier Torras (Brand Manager de Roca), Lluís Morón (Presidente de Signes) y Jesús Llinares (CEO de Andreu World).

Los concursos profesionales son habituales en disciplinas como la arquitectura, el branding e incluso la automoción, en sus versiones más restringidas. Es una práctica que se entiende perfectamente cuando se trata de proyectos que tienen un coste y riesgo elevados. Pero raramente están abiertos al talento emergente. Para ellos hay otro tipo de concursos y premios que organizan la Fundación Loewe y empresas como Cosentino, Porcelanosa, Roca, Signes y Andreu World. Las tres últimas reconocidas con el Premio Nacional de Diseño, entre otras cosas, por haber hecho el esfuerzo de organizarlos.

España es uno de los países del mundo que cuenta con más escuelas de arquitectura y diseño, repartidas en sus principales capitales. Forman a un número importante de estudiantes que cada año son más y mejores. Sin embargo, tienen menos posibilidades de demostrar lo que valen que los de generaciones anteriores porque el mercado no los puede absorber. Es pura estadística, las escuelas no fabrican arquitectos y diseñadores con la misma proporción que surgen nuevos empresarios. ¿Sobran profesionales? En absoluto, si son buenos. Lo difícil es encontrarlos cuando son jóvenes.

También hay que ponerse en el papel de los empresarios para entender lo difícil que resulta escoger con quien arriesgan sus inversiones, porque el mercado es cada día más competitivo y tiene poco margen de error. Lo habitual es trabajar con profesionales reconocidos y experimentados, pero no olvidemos que ellos también fueron jóvenes alguna vez. Por eso hay que dejar siempre una puerta abierta a los nuevos. Tienen mucho que ofrecer, pero necesitan escaparates que los haga visibles.

Empresas como las citadas saben muy bien que los buenos diseños de mañana tienen que nacer de los diseñadores que se están formando hoy. Por eso promueven y organizan cada año concursos y premios internacionales a los que acuden jóvenes procedentes de los cinco continentes. Para ofrecerles ese escaparate que puede ser para ellos un valioso trampolín. Es un esfuerzo necesario que hay que hay agradecer, porque trabajan cada nueva convocatoria para intentar que sea un poco mejor que la anterior. Cuidando todos los detalles, desde la comunicación gráfica hasta la ceremonia de entrega. Una labor que cuenta con la complicidad, la generosidad y la motivación que aportan los mejores jurados, porque son ellos los que ponen el nivel y les animan a que sigan esforzándose para que todo el que quiera pueda participar y tener la oportunidad de mostrar su talento al mundo.

Encuentro de empresas españolas que promueven concursos y premios internacionales para apoyar el talento emergente en diferentes ámbitos de la creación.

Trabajos relacionados

20 años apoyando el talento emergente

Andreu World, 2020

Exposición con motivo del 20º aniversario del Concurso Internacional de Diseño de Andreu World.

Folleto Concurso Andreu World

Andreu World, 2017

En 2006 fui miembro del Jurado del Concurso Internacional de Diseño Andreu World, y desde la edición de 2017 participo activamente en su organización.