Texto sobre el proyecto “Mail Me” realizado con Fabrica, publicado en el nº 142 de la revista Diseño Interior.

El proyecto Mail Me nace de las ganas de poder colaborar con la gente de Fabrica que tenía quien firma este texto, a las que se le sumaron las ganas que también tenía BD Ediciones de Diseño de ponerse a trabajar en el diseño de un nuevo buzón de correo. Se juntaron, como se suele decir, el hambre con las ganas de comer, se dio la ocasión y los fabricantes se ofrecieron a brindar un variado y espléndido banquete creativo.

Fabrica es el centro–de–investigación–para–la–comunicación que Benetton creó en 1994 junto a la ciudad italiana de Treviso. Esa definición que parece tan compleja equivale a decir que muy cerca de Venecia hay un lugar insólito perdido en la campiña, proyectado arquitectónicamente por Tadao Ando y animado en sus inicios por Oliviero Toscani, donde desde hace una década se vienen seleccionando a jóvenes talentos jóvenes de todo el mundo para invitarles a pasar una temporada desarrollando proyectos creativos de vanguardia. Buscan la creatividad más fresca –wanted creativity es el eslogan de su publicidad– en chavales que se han formado previamente en las disciplinas clásicas del diseño, como el industrial y el gráfico, pero también en la fotografía, la música o el cine.

Ese marcado carácter multidisciplinar es el sello de Fabrica. La otra particularidad es que no trabajan en exclusiva para los proyectos de su patrón. A los fabricantes se les ofrece la oportunidad de experimentar con una insólita libertad en proyectos que, como ellos mismos, son de diferente origen. Para los estudiantes de medio mundo es el paraíso, una meca soñada, aunque de difícil y exigente acceso. También para las empresas que quieren disfrutar de su creatividad. Para poder trabajar en Fabrica sólo hay dos caminos: o bien eres un crack y tienes menos de 25 años, que no era mi caso, o bien tienes una buena idea que proponerles: proyectar ese nuevo buzón de correos que quería hacer BD Ediciones de Diseño. Para Fabrica o para cualquiera que lo intente, es todo un reto ponerse a diseñar un buzón capaz de competir con el que proyectaron Oscar Tusquets y Lluís Clotet en 1975, cuando todavía trabajaban juntos y firmaban con el nombre de Studi Per. El buzón A Sardinel no sólo revolucionó la imagen y las prestaciones de los casilleros postales de la época: su versión Tres Cuatro Cinco actual todavía no ha sido superada.

Un proyecto sobre el correo
Hay que agradecerles a las compañías eléctricas los días de apagón. Que de vez en cuando nos dejen a oscuras, de lo contrario nunca llegaríamos a darnos cuenta de que vivimos literalmente enchufados a las máquinas. No poder usar el ordenador y tener que coger de nuevo el papel y el lápiz para escribir una carta, como antaño, sirve para tener conciencia de que la comunicación postal de hoy no tiene nada que ver con la de hace treinta años, cuando Tusquets y Clotet inventaron su famoso buzón. Así que antes de ponerse a diseñar uno nuevo había que plantearse necesariamente su utilidad actual y reconocer la evidencia de que el correo electrónico ya está jubilando al correo tradicional. Ese detalle dio pie a un proceso de reflexión sobre el tema del correo en el que se pusieron a trabajar todos los departamentos creativos de Fabrica, y al que se sumaron, siempre a través de mismo correo –por carta, por fax o por email– un buen número de importantes creadores de todo el mundo, entre ellos Alan Fletcher, Reed Kram, Ed Fella, Enlightenment, Kazuiko Hachiya, Matali Crasset, Charlie White, Uwe Loesch, Oscar Mariné, Ora-ïto, Dextro, Delaware o la gente de elBulli.

Con todo el material obtenido de este trabajo coral, el proyecto Mail Me, brillantemente coordinado por los jóvenes portugueses Rita João y Pedro Ferreira, se materializó finalmente en un buzón, un libro y una exposición. El diseño del nuevo Mailbox va a ser producido por BD y comercializado en todo el mundo a través de su catálogo. Además de hacerle un guiño muy oportuno al correo electrónico, innova en el sistema de apertura, en el uso de los materiales y en la aportación del color. El libro recoge en forma de postales todas las visiones, interpretaciones y aportaciones sobre el tema. Editado por Electa, es un libro sobre el correo, realizado por correo y pensado para que pueda difundirse a través del correo. La exposición, por último, reúne todo el repertorio creativo de Fabrica volcado en este proyecto: diseño industrial, gráfico y fotográfico, interactivo y audiovisual. Sin olvidar al propio diseño de la muestra, proyectada dentro de una serie de cajas o boxes que viajarán, siempre a través del propio correo, por diversas ciudades del mundo. / RU

Texto sobre el proyecto “Mail Me” realizado con Fabrica.

Trabajos relacionados

Exposición Mail Me

Fabrica, BD, FAD, 2004

Una exposición sobre el correo realizada con los jóvenes talentos de Fabrica.

Mailbox Mail Me

BD, Fabrica, 2004

Plantearse hoy el diseño de un nuevo buzón requiere cuanto menos de una reinterpretación contemporánea de su función.

160 postales de autor

Fabrica, Electa, 2004

Un libro sobre el correo, realizado por correo y pensado para que pueda ser difundido a través del correo.

Mail Me

Fabrica, BD, Electa, FAD, 2004

Un proyecto multidisciplinar sobre el correo.