Valresa invitó a participar a BD en un proyecto coral con otras empresas españolas para ilustrar las posibilidades de su tecnología de impresión digital sobre superficies planas. Eso nos dio la idea de realizar una serie intervenciones artísticas sobre el cabinet Free Port de Martí Guixé que llamamos Free Port Series. Se estrenó con la obra Skin de Pepa Reverter, que convertía el mueble en un poderoso animal. Se presentó durante la Milan Design Week de 2017 en el Palazzo Litta, dentro del evento “Surface & Inteface”, junto a otras ocho propuestas que exploraban la relación entre el producto y las artes visuales dentro de la cultura contemporánea del hábitat.

Free Port ofrece una generosa superficie exterior, lo que le convierte en una pieza idónea para este proyecto de impresión digital con la tecnología Virtual Melt de Valresa, porque hay más espacio para la imaginación. De eso se trata. Una de las posibles configuraciones del mueble, seguramente la más extrema, tiene un equilibrio que parece imposible y un perfil que sugiere la silueta de un animal poderoso. Sobre esa idea se ha invitado a trabajar a la artista Pepa Reverter, que la ha interpretado con su personal estilo utilizando lápiz de carbón y modelando algunos detalles de cerámica.

Pepa ha actuado sobre el mueble con un pensamiento orgánico, interno a la decoración, de manera que las diferentes superficies del pelaje actúan como capas en serie, sumergidas en el grafismo gestual de la materialidad gráfica del carboncillo, liberando nuevos efectos decorativos gracias a la acción centrífuga en cada uno de los volúmenes. Los trazos dispersos, fragmentados y orientados reproducen la discontinuidad de la piel como idea de decoración orgánica, centrada en el proceso para multiplicar los efectos de las variaciones en la repetición.

Un principio de variación en la repetición, identifica como secciones constitutivas del tejido decorativo, quinta esencia del dispositivo «concentrador» capaz de multiplicar hasta el infinito el gesto del trazo, sus imperfecciones y la descomposición de la materia del carboncillo. Es una experiencia estética, decorativa y repetitiva de forma diferente cada vez, dependiendo del tono resultante de la densidad de las barras de grafito sobre la superficie del soporte. El resultado es una pieza de “art” más “design”, o viceversa, que solo podría tener cabida dentro de una empresa tan singular como BD.

Skin, de Pepa Reverter.

Trabajos relacionados

Free Port

BD Barcelona, 2011

Martí Guixé es un creador libre y atípico. Por eso rechaza cualquier etiqueta o intento de clasificación como diseñador.