Perfiles de los diseñadores y artistas que han participado en el proyecto Tot Cor.

Juli Capella
Juli Capella (Barcelona, 1960) suele decir que de pequeño quería ser inventor. Lo cierto es que de no existir un personaje como él, habría que haberlo inventado. Estudió arquitectura antes de enamorarse del diseño y lleva toda una vida esforzándose para que los demás lo queramos tanto como él. A través de las revistas, organizando exposiciones en cualquier lugar del mundo o acudiendo a dar una charla allá donde le llamen. No sabe decir que no cuando se trata de compartir lo que más le gusta. Lleva la generosidad de serie. Pueden dar fe de ello quienes le conocen y los que le conocerán en el futuro, porque seguro que no va a cambiar. También seguirá diciendo, y con razón, que todo lo que nos rodea ha sido creado o diseñado por alguien. Incluso los besos. Porque alguien debió ser el primero en pensar que juntando los labios se podían decir muchas cosas.

Lolita Cortés
Lolita Cortés (Ciudad de México, 1963) pasó los primeros años de su vida en México. Es nieta de refugiados de origen catalán y apellido ilustre, con un pasado aristocrático que se percibe en el trazo refinado de sus trabajos. Su corazón se quedó en aquella tierra de acogida, que será para siempre su tierra madre, mientras se iba convirtiendo en una diseñadora cosmopolita, formada en la escuela Llotja de Barcelona y en la Parsons School de Nueva York. Durante algunos años trabajó sucesivamente en la ciudad de los rascacielos y en París, dentro del mundo del arte contemporáneo, antes de ser la directora creativa a nivel europeo de una gran empresa del retail de lujo, con un pié en Londres y otro en la Ciudad Condal, donde reside y tiene actualmente su propia agencia de diseño y comunicación, Lolita & Co.

Rosa Cortiella
Rosa Cortiella (Barcelona, 1965) es licenciada en Bellas Artes, dentro de la especialidad de pintura, además de escultora y ceramista. Las tres disciplinas se van mezclando a lo largo de su trayectoria profesional de manera natural. Siempre está abierta a realizar colaboraciones con otros artistas y diseñadores porque sabe que enriquecen su persona y su trabajo. Lo que otros ven con recelo, para ella es una oportunidad de aprender y compartir. Es necesario dar si queremos recibir y ella lo hace con generosidad y sin complejos. Siempre con la curiosidad que se requiere para investigar y conocer nuevos caminos. Esta colección, que nace de la experimentación pictórica, es un ejemplo. Su participación no podía faltar en este proyecto, por la maestría de su trabajo ahora que toca elevar la voz de la mujer en el mundo artístico.

los díez
Los hermanos Javier Díez (Madrid, 1966) y José Luis Díez (Madrid, 1968) forman el estudio madrileño los díez, dedicado hace más de veinticinco años al diseño de producto y desde el 2010 también a la creación de poesía visual, poemas objeto e instalaciones. Existen otras parejas fraternales muy célebres en el mundo del diseño contemporáneo, como los Campana o los Bouroullec, que han alcanzado el éxito trabajando a cuatro manos, seguramente porque muchos de sus diseños tienen también un aroma poético. La poesía que componen los díez va más allá porque está hecha a propósito, con imágenes y objetos que son cotidianos y con la voluntad de trascender su rol habitual para transmitir con ellos mensajes y analogías que no son verbales ni necesitan traducción.

Meritxell Duran
Meritxell Duran (Barcelona, 1964) es un espíritu libre. Apareció en la escena creativa durante los años 90, cuando todavía no se hablaba de Art Design. Ella prefirió siempre el arte antes que el diseño y ha desarrollado el suyo propio con la libertad que la caracteriza. Por una parte ilustrando para la prensa en diarios como El Mundo, Avui, El Periódico de Catalunya, El País o el International Herald Tribune, entre otros medios, y por otra en la escultura, donde toman forma sus criaturas y personajes que son siempre una mezcla de ternura y surrealismo. Dedica una parte importante de su tiempo ha impartir clases de ambas cosas, ilustración y escultura, en escuelas de diseño como IDEO, Eina o Massana, entre otras, además de la Chocovic Academy o la Escuela Hoffman de pastelería, porque el chocolate es uno de sus materiales preferidos para modelar la fantasía.

Catalina Estrada
Catalina Estrada (Medellín, 1974) es una artista colombiana afincada en Barcelona desde 1999. Desde la capital catalana se dio a conocer en todo el mundo con un estilo colorista que bebe de sus raíces, exuberante e inconfundible. Sus ilustraciones son como patterns que reflejan siempre el lado bonito de la vida. Si buscan a alguien para ilustrar la alegría, no encontrarán nadie mejor que ella. Después la pueden aplicar en agendas, cuadernos, wallpapers, textiles, bolsos, paraguas o zapatos. En las etiquetas de agua Font Vella, en el packaging de los perfumes que firma su compatriota Shakira, en una campaña institucional para promocionar el turismo de la India o en otra de Amnistía Internacional contra la violencia de género que tituló ˝Vivan las Mujeres˝. Alegría para lo bueno, para denunciar lo malo y también para recordar a un ser querido que ya no está con nosotros.

Jaime Hayon
Es fácil enamorarse de una obra de Jaime Hayon (Madrid, 1974). El diseño, para él, es emocional y debe tener siempre un punto de diversión además de toda la belleza posible. Divertirse trabajando, en lo que trabaje cada uno, porque esto sirve para todo, es fundamental para que las cosas resulten bien. Hacerlas además bonitas requiere un poco de talento y mucho esfuerzo. Jaime dibuja a diario en sus cuadernos, allá donde esté. Debe ser cierto aquello que dijo Picasso sobre la inspiración, “cuando llegue, que me encuentre trabajando”, porque al diseñador madrileño parece que no se le acaba nunca. También hay que saber donde hay que ir a buscarla. El Bosco, el mundo del circo con sus locuras y la fantasía en general han estado muy presentes en los inicios de su obra. Y por supuesto la cerámica, que ha sido y sigue siendo un soporte perfecto para expresar su arte.

Javirroyo
Todo el mundo debería poder pasar unas horas de su vida con Javier Royo (Zaragoza, 1972), conocido profesionalmente como Javirroyo. Por prescripción médica. Nadie lo recomendaría conociendo sus antecedentes como dibujante en la redacción de la revista satírica El Virus Mutante, como padre de La Cebolla Asesina o como fundador y editor de la publicación online de humor gráfico El Estafador. No se dejen engañar porque tiene una doble personalidad. Había empezado bien, formándose como diseñador gráfico en Bilbao y creando la marca de vinilos decorativos Chispum en Barcelona. Después fue canalizando su talento en proyectos tan apetecibles como los libros “Martín Berasategui y David de Jorge” o “La tortilla de patatas”, y recientemente nos ha dejado ver su perfil más humano en otro libro titulado “La Escuela”, que narra su experiencia con la Foundawtion para construir una escuela en Senegal.

Miralda
El amor de Miralda (Terrassa, 1942) por la comida es ancestral. Literalmente. Ha sido el eje conductor de su carrera artística desde que en 1971 se fue a Nueva y en 1984 montó un restaurante efímero junto con la chef Montse Guillén, que ha sido y sigue siendo su cómplice inseparable e impagable hasta hoy. En aquel lugar irrepetible del barrio de Tribeca que se llamó El Internacional se ofrecían tapas españolas y platos catalanes, como la butifarra amb mongetes que hacía las delicias de Andy Warhol. También se servía el Margarita Blue en porrón, una muestra de que se puede ser muy moderno sacando del armario lo más viejo de la tradición o poniendo una nota de color y mucha ceremonia a lo que nos llevamos a la boca, sean butifarras o panes. En Barcelona crearon en 2007 la fundación FoodCultura, con el objeto de abordar el tema de la alimentación desde la práctica artística y la exploración antropológica.

Marre Moerel
Marre Moerel (Breda, 1966) es el ejemplo perfecto de que los sueños se pueden hacer realidad si se persiguen. Ella lo ha hecho por medio mundo. Estudió moda en Rotterdam, escultura en Exeter y diseño de mobiliario en el Royal College de Londres. Fue profesora en la Parsons School of Design de Nueva York mientras colaboraba con marcas como Cappellini y Kenzo. Tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 decidió instalarse en Madrid con la idea de vivir de lo que pueden hacer sus manos con la cerámica. Encontró su lugar en la calle de Luna y adoptó el espíritu de un artesano antiguo con ganas de experimentar para ir construyendo ese sueño, con mucha paciencia y un poco de sentido del humor, en una ciudad que entonces todavía no estaba abonada para el diseño. Ahora está en su mejor momento. Dispone de un taller, un showroom propios y un nombre reconocido a base de trabajo, originalidad y buen hacer.

Sergio Mora
Sergio Mora (Barcelona, 1975) es un artista feliz con una personalidad inconfundible. Pintor, ilustrador y dibujante de un mundo mágico propio –el de Mágicomora– que reproduce sobre los soportes más diversos, desde una chaqueta de Gucci a un restaurante del chef José Andrés proyectado por el insigne Philippe Starck. Ha expuesto sus pinturas en galerías nacionales e internacionales, desde Dubai a Nueva York; se ha llevado alegrías que están al alcance de muy pocos, como el premio Grammy Latino por su portada para el disco “El Poeta Halley” del grupo Love of Lesbian; y ha publicado varios libros, entre ellos uno titulado “Moraland”, que recoge toda su obra, un lugar para disfrutar dentro de su universo surrealista y pop donde toreros y flamencas conviven, libre y felizmente, con extraterrestres y hombres botijo.

Pepa Reverter
Pepa Reverter (Alcanar, 1969) es la artista que está en el origen de Tot Cor Project. Estudió Bellas Artes con un interés especial por la escultura y el mundo de la comunicación audiovisual con un máster en realización de televisión. Dos extremos de la cultura artística. Entre ellos están los trabajos de ilustración para el International Herald Tribune y de Art Design con Bosa que le han dado proyección internacional. Su buen hacer con la cerámica y su interés por las artesanías de otras culturas la ha llevado a viajar en proyectos importantes como Doppia Firma con la Michelangelo Foundation o con el Irthi Contemporary Crafts Council en los UAE. Ahora está en el mejor momento de su carrera y tiene todavía mucho que ofrecer en otras artes, particularmente en la pintura. Le queda tiempo para colaborar en proyectos solidarios como el de Foundawtion en Senegal y talento de sobra para seguir alegrando nuestros corazones.

Lázaro Rosa-Violán
Lázaro Rosa-Violán (Tánger, 1965) se hizo diseñador de interiores por amor al arte. Su vida ha sido un continuo viaje desde que nació. De Bilbao, donde se crió, hasta Barcelona, donde dirige un estudio que tiene cientos de encargos repartidos por el mundo. Es el profesional más ocupado del país y sin embargo ha encontrado tiempo para participar en el proyecto Tot Cor. No hace falta decir mucho más para presentarlo. Todos hemos dormido en alguno de sus hoteles, comido en alguno de sus restaurantes, tomado una copa en alguno de sus bares o vestido en alguna de las tiendas que ha proyectado, desde Cortefiel a Pronovias. Los reconocerán por un estilo inconfundible que en poco tiempo ha llegado a crear escuela. Todos le admiran, unos abiertamente y otros en silencio.

Anna Ruiz
Anna Ruiz (Sant Vicenç de Castellet, 1983) nació y creció en Cataluña. En 2001 se trasladó a Londres, la ciudad de sus amores, para embarcarse en un viaje creativo que no ha hecho más que empezar. Allí fundó su estudio de diseño e ilustración. Trabajó para tiendas como Topshop, Asos o Miss Selfridge y fue encargada de estampación con el diseñador de moda Jonathan Saunders. Desde siempre colabora con los proyectos de su pareja Cristian Zuzunaga y ha sido en los últimos años, cuando ha retomado su formación técnica y experimentado con proyectos personales, que ha encontrado su verdadera voz artística a través del grabado en linóleo. Es una técnica antigua y lenta que nos traslada a otra época en la que teníamos el tiempo necesario para reflexionar, sobre la evolución del trabajo que tenemos entre manos y también sobre la vida misma.

Jordi Torres
Jordi Torres (Barcelona, 1961) es el mejor ejemplo de lo mucho que pueden llegar a quererte tus amigos. Estudió en la escuela Elisava y a los 30 años creó su estudio “Torres & Torres” especializado en el diseño de interiores, que alcanzó la fama en los inicios del siglo XXI. Se hizo muy popular por sus diseños de muebles sensuales y por ser siempre la alegría de cualquier fiesta. Un personaje desbordante que acabó desbordado por las crisis: financiera, amorosa y finalmente física. La salud también le dio la espalda cuando le dijeron que tenía uno de esos males raros y poco conocidos que no tienen cura. La enfermedad puede llegar cuando menos te lo esperas y te roba la vida poco a poco, porque pierdes la capacidad de trabajar y pasas a depender de la generosidad de los demás.

Ramón Úbeda
Ramón Úbeda (Jaén, 1962) es un personaje polifacético difícil de clasificar. Comenzó a trabajar en el mundo del diseño en 1984 y desde entonces lo ha hecho desde todos sus frentes: como periodista ha colaborado con las revistas españolas e internacionales más destacadas y ha publicado numerosos libros; ha sido comisario de exposiciones y practica el activismo cultural; es art director o consultor de importantes empresas como Andreu World, BD Barcelona Design, Camper y Metalarte; paralelamente desarrolla una amplia actividad profesional como diseñador, gráfico y de producto. Desde el año 2000 comparte su vida personal y profesional con Pepa Reverter, que ha sido fundamental durante esa etapa de su carrera en todos los proyectos que ha desarrollado.

Perfiles de los diseñadores y artistas que han participado en el proyecto Tot Cor.

Trabajos relacionados

Tot Cor Project

Úbeda & Reverter, 2018

Un proyecto artístico, colaborativo y solidario que apela a la generosidad y los buenos sentimientos.