Un proyecto fascinante, la creación de un gran think thank para compartir conocimiento y generar nuevas ideas que puedan ayudar a construir un futuro mejor para todos. Con creadores de reconocido prestigio dentro del mundo del arte, la cultura y la ciencia.

En 2009 un pequeño grupo internacional de mecenas encargó al Estudio Mariscal la creación de una red social privada donde reunir talentos y creadores de prestigio. Escogieron bien, porque en todo el mundo no hay muchos personajes que estén tan bien conectados y tengan la capacidad de empatizar de Javier Mariscal. Formamos un equipo dentro del estudio, con su hermano Pedrín Errando y yo como directores, e intentamos convertir ese encargo en una oportunidad para generar un proyecto del que también se pudiera beneficiar toda la sociedad. No queríamos que fuera solamente una red social de privilegiados y planteamos una plataforma que operase online y offline, donde reunir a ese grupo internacional y multidisciplinar de profesionales y pensadores, pero que además integrara el nuevo talento, con un entorno privado donde compartir y otro público donde divulgar el conocimiento que se gestaba entre todos. Su nombre original era The Big Cloud, pero justo entonces se comenzó a poner de moda el concepto de la nube y finalmente lo llamamos Haguru. Trabajamos durante un año para construirlo, con la colaboración de expertos como Isabel Cordero en Ciencia, Borja Delgado en Redes y José Luis de Vicente en Arte y Tecnología. Contábamos con el apoyo de personalidades como Joost Swarte, Ron Arad, Ferrán Adrià o Jorge Wagensberg, entre otros muchos. Pero se acabó la financiación cuando estábamos muy cerca del lanzamiento. Era una buena idea y seguro que alguien la acabará haciendo realidad.

Un proyecto para compartir conocimiento y generar nuevas ideas que puedan ayudar a construir un futuro mejor para todos.