Con un presupuesto muy limitado, pero con mucha ilusión proyecté la imagen, la comunicación y el interiorismo del restaurante Tábata, en colaboración con Cristina Gonzalbo. Estaba ubicado en el barrio de Gracia de Barcelona y especializado en carnes a la taba, cocinadas sobre una piedra. En su momento fue toda una novedad. Sus promotores originales eran ex-componentes del grupo musical Loco Mía, entre ellos Hugo Muñoz, que acabó dirigiendo el negocio en solitario.

Con un presupuesto muy limitado, pero con mucha ilusión proyecté la imagen, la comunicación y el interiorismo del restaurante Tábata.