Quisimos llevar al límite las posibilidades de trabajar con un tablero conformado para conseguir una bancada de tres plazas que no perdiese sus formas, como es lo habitual en esta tipología de asientos para salas de espera, que suelen ser planos como una tabla. Con un resultado intencionadamente más escultórico, reforzado por la imagen de la estructura metálica que la soporta. No consigo recordar por qué le pusimos el nombre de Sixtina.

Sus virtudes principales, además de la excelente ergonomía, son un montaje rápido, el fácil mantenimiento y la máxima resistencia. Diseñada con Otto Canalda. Las fotos y el video son de Rafael Vargas.

Bancada modular de tres plazas.

Trabajos relacionados

EXIT

Exit Seating Barcelona, 2010

Naiming y logotipo.

Joker

Exit Seating Barcelona, 2010

Un sistema de bancadas desarrollado desde lo mínimo con la voluntad de ofrecer las máximas soluciones.