Comencé a trabajar con Camper en 2005 y espero no dejar de hacerlo nunca, aunque sea de manera puntual. Creo sinceramente que no hay otra empresa en el mundo del diseño que tenga una mentalidad tan abierta a la creatividad y un respeto tan grande por los creadores. Trabajar con Lorenzo y Miguel Fluxà ha sido un privilegio, un reto y un aprendizaje, por este orden. Nunca he tenido un rol específico en la compañía, pero he podido hacer muchas cosas durante casi quince años, la más importante, sin duda, es haber construido un gran network creativo de colaboradores y traer talento de todas clases y de todo el mundo a Mallorca para diseñar tiendas, zapatos y proyectos de comunicación muy variopintos. Aportar ese talento desde la profesión y desde las escuelas, creando los workshops veraniegos de Son Forteza, trabajando con el team de Inca y en Barcelona como segunda base, donde en 2008 pusimos en marcha un Design Center. Con Camper he publicado libros, organizado exposiciones, conferencias y premios, he desplegado una amplia programación cultural desde el hotel Casa Camper, realizado proyectos de cine, grabado discos, filmado documentales, promovido espacios para artistas como la Sala Camper y repartido mucho juego con las colaboraciones que llamamos Camper Together. Se iniciaron con el diseño de las tiendas y la idea de que todas fueran distintas, con su propia personalidad.

Hay una anécdota sobre esto que ahora puedo explicar. Cuando en 2006 planteé el proyecto a Lorenzo Fluxá, le dije que no sabía como empezar, pero si como me gustaría terminar: haciendo una tienda con Tim Burton. Era la forma de explicar que la creatividad para realizar una tienda puede venir de un arquitecto o un diseñador, pero también de un escritor, un artista o un director de cine. Si tienes un equipo técnico capaz de desarrollarla –Camper lo tenía, capitaneado por Michel Campioni– puedes materializar cualquier idea, venga de donde venga. La anécdota es que, a los pocos días de haberlo dicho, estaba tomando un café en la terraza de un bar en Milán y Tim Burton, que iba acompañado por su pareja Helena Bonham Carter, se sentó en la mesa que estaba junto a la mía. No fui capaz de decirle nada. En aquel momento pensé que hubiera sido como acabar el proyecto Together antes de haberlo comenzado. Pero todo llegará.

Con Lorenzo y Miguel Fluxà durante una visita de los hermanos Campana a Son Forteza en el verano de 2006. Desde entonces han sido muchos más los diseñadores que fui incorporando al proyecto Together, entre ellos Romain Kremer en 2009, que acabó siendo director creativo de la marca unos años después.

Sobre Camper