Texto para el Bulletí de la Demarcació de Barcelona del Col·legi d’Arquitectes de Catalunya (COAC).

La exposición sobre Jujol que ha organizado el Col·legi d’Arquitectes de Catalunya conjuntamente con el Ministerio de Fomento ya está empaquetada y presta para viajar a Madrid después de verano. Más tarde, en la primavera del año próximo, cuando se cumpla el cincuentenario de su muerte, recalará en Tarragona, la ciudad natal del arquitecto. Y no se descarta que pueda itinerar por otras ciudades. Quizás pueda parecer que es demasiado para una muestra que en realidad es una exposición diminuta, como bien acertó en señalar el señor Bohigas en una carta abierta a Gerardo García Ventosa publicada en el diario Avui. Bohigas, en su escrito, también tuvo buen tino en adivinar su objetivo, que no es otro que hacer una nueva llamada de atención sobre la que sin duda es una de las figuras más brillantes y singulares de la arquitectura de este siglo, y promover la organización de una exposición definitiva sobre su variada y prolífica obra.

Con la excusa de la cesión de un parte de sus dibujos originales al archivo histórico del Col.legi, la vocalía de cultura se puso a trabajar en la organización de esta exposición, que inicialmente debía construirse en base a los documentos cedidos –más de doscientos planos y dibujos–, algunas piezas originales –muebles, una reja y una lámpara– y una pequeña pero ilustrativa recopilación de los muchos objetos, muebles, tallas, estandartes y otras piezas producidas por Jujol dentro del ámbito religioso, seleccionadas por Josep M. Jujol hijo. Desde el proyecto de la muestra se aportaron además otros elementos al contenido. Se promovió la edición para su comercialización de dos diseños del arquitecto; un pavimento de mosaico hidráulico, fabricado con mimo por la empresa Mosaics Martí, y una botella que Jujol diseñó en 1912 para el orfelinato «Casa de Familia», que nunca se llegó a fabricar y que ahora es una realidad dentro del catálogo de Bd Ediciones de Diseño. También se hizo un esfuerzo por refotografiar con calidad una selección de sus obras más representativas como arquitecto, diseñador, pintor, grafista y escultor. Una selección de imágenes que diesen brillo e ilustrasen su particular universo creativo.

Un mosaico de esas fotografías presidía el montaje. A su alrededor los demás elementos se distribuyeron de una manera simple y ordenada. En la Sala Picasso se concentraron los dibujos y en la Sala de Exposiciones los objetos. Un muro que seguía el trazado de la planta separaba las piezas religiosas, que también podían contemplarse desde el perímetro exterior. El corazón de la muestra se reservó para los muebles domésticos y en particular para los pavimentos y la preciosa botella, una pieza humilde que sintetiza de manera ejemplar todo el arte de Jujol y también el espíritu de esta diminuta exposición. / RU

Texto para AB.

Trabajos relacionados

Dibujos de Arquitectura

Caja España, Art in Project, 1999

Libro-catálogo editado por Caja España para la exposición “El Universo de Jujol” en la Casa Botines de León.

Pavimentos de Jujol

Mosaics Martí, 1998

Rescatados y reeditados comercialmente.

Descubriendo a Jujol

EPS, 1998

Texto sobre la exposición “El Universo de Jujol”.

Botella Casa de Familia

BD Ediciones de Diseño, 1998

Mi primera aportación al catálogo de BD.

Azul, amarillo y oro

Ministerio de Fomento, COAC, 1998

Comisariado, coordinación general y diseño de la exposición “El Universo de Jujol”.

El Universo de Jujol

Ministerio de Fomento, COAC, 1998

Libro sobre Josep M. Jujol realizado con motivo de la exposición en el COAC a modo de catálogo y con la misma vocación de contribuir a descubrir y divulgar entre los profesionales y el público general la obra del genial arquitecto.